10Dic/121

El derecho de los niños y niñas a ser atendidos con dignidad y amor

Entrega de regalos a Ninos en la casa de amparo filial en Bayamo, Granma

Cuando escribía sobre el derecho de los niños y niñas tuve que referirme de manera obligada a la Convención sobre los derechos del Niño, aprobada el 20 de noviembre de 1989 en la Asamblea General de las Naciones Unidas. La misma es un tratado de las Naciones Unidas y la primera ley internacional sobre los derechos de niños y las niñas, de hecho su cumplimiento es de carácter obligatorio. Esta ley acoge a todos los individuos menores de 18 años, y estos tienen iguales derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. La convención es, además, un modelo para garantizar la salud, la supervivencias y la protección frente a la violencia que pueden sufrir las niñas, niñas y adolescentes de todo el mundo, sin excluir razas, sexos y creo.

La UNICEF es la encargada de ofrecer a los niños y niñas el mejor comienzo en la vida, asegurando que estos, sobrevivan y se desarrolle en un entorno de salud, educación y buenas condiciones de vida, protegiéndolos de la violencia, el abuso, y especialmente de las situaciones de emergencias que pueden ocurrir en el país donde residen.

A tendiendo a estos principios, en Cuba los niños y niñas tienen el derecho de acceder, sin discriminación alguna, a servicios básicos de calidad, como la educación, la salud, la asistencia al descanso, juego y la cultura y porqué no a la seguridad social. Que este pequeño país tan despiadadamente bloqueado hace más de medio siglo cuenta con indicadores de salud similares a los de los países desarrollados, y que la educación tiene carácter universal y es gratuita en todos los niveles de la enseñanza. Que aun dentro de severas limitaciones impuestas por la hostilidad externa se promueve y prioriza el uso social de las computadoras a los niños y niñas desde edades muy tempranas. Este estado tiene muy en cuenta el principio de cooperación con otros pueblos en salud, educación, deporte a los niños y niñas afectados por el desastre de Chernovil.

Finalmente, resumir lo que hace este estado revolucionario en favor de la niñez y la adolescencia no caben en unas pocas líneas, los hechos concretos que sustentan en la verdad que cada día y con el esfuerzo de todos los cubanos hacemos para lograr una vida mejor a estos bellos niños que nos hacen feliz. Cuba no es perfecta, pero procura perfeccionarse con modestia pero con orgullo, cuando se hable de verdadera garantía y disfrute de derechos humano para los niños y niñas de este pueblo caribeño.

Clasificado en: Sin categoría Comentar post
Commentarios (1) Trackbacks (0)
  1. Interesante el trabajo realizado con la casa de amparo filial. Sigan así.


Deja un Comentario

No hay trackbacks todavía.



Perfil en Facebook
Perfil en Twitter
Contáctenos vía e-mail
Joven Club Granma